¡Solo para aquellos que quieren llegar lejos!

Chris Lowney en su libro El liderazgo al estilo jesuita, nos narra la historia y principios de cómo una compañía con más de 450 años de historia ha influido positiva y significativamente en el mundo a través de múltiples individuos bien formados en lo personal, relacional y profesionalmente.

La formación personal es la base para el éxito de las personas, grupos y organizaciones.

Es identificar mi identidad y propósito, en segundo lugar, para el éxito de las personas se requiere una formación relacional, ningún sueño valioso se realiza con la intervención de una sola persona.

Por último, la formación profesional siendo la menos importante de las tres para el éxito es sin duda indispensable saber hacer algo por los demás, ser capaz y ofrecer un valor agregado.

En su libro, San Ignacio de Loyola, líder y fundador de la compañía, nos propone la experiencia de conocernos primero para conquistar nuestro éxito, en realidad 2400 años antes Sócrates ya nos proponía la valía de conocernos. Pero San Ignacio ofrece un matiz muy interesante, si consideramos la velocidad con la que vivimos, las exigencias de nuestra circunstancia y los cambios que nos pide la vida.

Por desgracia la mayoría de las veces no hemos dedicado tiempo en nuestra vida a saber quiénes somos ni que queremos, esto se refleja en una sociedad enajenada, corriendo todos los días llenos de tareas, gastando energía sin sentido.

Nos damos cuenta de que cuando llegan los espacios de descanso y soledad, percibimos un fuerte vacío incomodo en nuestra vida y buscamos esconder ese vacío incomodo, huyendo de esa realidad haciendo intensamente más de lo mismo.

Haciendo más y más tareas a galope para llenar el día, más con un sentido anestésico que con un sentido estratégico bien fundamentado, permanecemos la mayoría de las personas ahí obnubilados en el conjunto de tareas diarias o distracciones sin valor, sin nunca o muy poco, habernos preguntado las cosas importantes.

Ni tampoco hemos definido esencialmente quienes somos y hacia dónde queremos realmente ir, que podemos y que no podemos, con quien queremos construir y con quien no.

¿Valdrá la pena parar para reflexionar? Si pretendemos tomar en serio nuestro proyecto de vida. Familia, pareja, amigos y profesión, todos son proyectos complejos y que suelen importarnos y todos hacen la vida, todos hacen la diferencia de una vida plena o no.

“Salir después para llegar antes”, dicta la estrategia de guerra del Sun Tzu, se requiere de un principio de reconocimiento serio de mis capacidades y talentos personales y relacionales. Desde luego de mis herramientas técnicas profesionales ya lo dijimos, pero no es la más importante.

Frecuentemente vemos excelentes seres humanos, personas estupendas bien intencionadas y con grandes sueños, incluso preparadas, con recursos y tecnología a la mano, bien preparadas en lo técnico y cognitivo pero pobres en su conocimiento personal y capacidad relacional para trabajar en equipo. 

Los grandes líderes sabían dónde estaban parados a pesar de la tormenta, sabían la diferencia entre lo esencial y lo accidental en su vida y proyectos. Precisamente porque la vida es cambiante, las circunstancias son complejas, requerimos con mayor razón construir un fuerte anclaje de nuestra existencia.

Por último, dentro de los principios de la Compañía de Jesús, San Ignacio de Loyola, invitó a hacer revisiones rápidas en el camino, precisamente considerando que la vida tiene acción, pero se pueden realizar espacios, oasis vitales para restaurarse y seguir en el camino correcto para reconocer lo importante.

Te invito a que medites, pero medita lo importante, conócete formalmente para tu éxito, utiliza la ciencia, los profesionales del tema como psicólogos, filósofos, humanistas.

Toma un entrenamiento de vocación, un coaching formal, una mentoría o encuentra la herramienta que más te guste, pero regálate ese tiempo valioso para revisarte. Conoce tu identidad, revisa tu propósito, construye un plan de vida y aprende ejercicios relacionales que de verdad integres a tu vida.

Una vida plena se vive no se sobrevive, si no somos capaces de regalarnos un espacio para reflexionar, pensar, sentir y compartir. Para reconocernos, para detenernos dignamente en los Pits de la vida y poder hacer con conciencia la mejor carrera posible, estamos perdiendo humanidad, dignidad y plenitud, ¡existencia!

Incluso cuando se está en la tormenta, hasta ahí, ¡hay que saber por qué y para qué se está!

Mtro. Francisco Morales

Director/Teamway
Consultor de negocios y psicoterapeuta Sistémico

@franmorales
@TeamWay

Accede a algunos de nuestros exitosos cursos de formación y llámanos.

Diplomado Alto Potencial

Potencia tus capacidades profesionales y relacionales

 

  • Vive consciente y exitoso.
  • Construye relaciones que producen y
  • Genera deseo de trabajar contigo
direccion estrategica

Consultoría Dirección Estratégica

Es un acompañamiento profesional y personal al líder a través de sesiones bajo demanda del Director o Ejecutivo, para resolver diferentes necesidades en su vida profesional.

 Acompañamiento en la cima

  • Contrapesos en la toma de decisiones
  • Como operar con un consejo consultivo o de administración
liderazgo

Bootcamp Liderazgo

Capitaliza experiencias y comportamientos que construyen influencia, pertenencia y compromiso en tu equipo, para el logro constante y creciente de resultados.

  • Experimentaré influir positiva y significativamente en los otros para el logro de nuestros objetivos comunes.
  • Sabré construir orgullo y pertenecía en mi equipo de trabajo.
  • Desarrollaré comportamientos prácticos que potencializan los talentos de las personas con las que trabajo.

Visita más artículos de nuestro blog

Open chat
¿Necesitas ayuda?
Hola, ¿cómo te puedo ayudar?